CLASES DE TERMÓMETRO



Todos sabemos que para medir la temperatura del aire se usan los termómetros. Sin embargo existen varios tipos de estos aparatos. Aquí pongo una lista de los distintos tipos que suelen usarse.

TERMÓMETROS MAGNÉTICOS
A temperaturas próximas al cero absoluto la mayor parte de los métodos mencionados (termómetros de resistencia, pares termoeléctricos, piró metros de radiación...) resultan ineficaces. En su lugar se utilizan los termómetros magnéticos, basados en la variación con la temperatura de la susceptibilidad magnética , c, de las sales para-magnéticas.
Estas sales siguen la ley de Curie c T = cte. Por lo tanto, para medir la temperatura T, es suficiente determinar la susceptibilidad de la sal para-magnética correspondiente, lo cual se realiza midiendo la auto inducción de un arrollamiento que rodea la muestra. El método es particularmente útil en los sistemas que utilizan sales para-magnéticas como refrigerantes para obtención de bajas temperaturas.




TERMÓMETROS DE LÍQUIDO EN DILATACIÓN
En un termómetro de líquido en dilatación, el sistema se llena completamente con un líquido apropiado y consiste en un bulbo conectado por tubo capilar a un elemento en forma de hélice o espiral de Bourdon situado en la caja del instrumento. A medida que aumenta la temperatura y se dilata el líquido, la hélice tiende a deshacerse para proporcionar el aumento de volumen y es mayor. La presión de llenado elegida debe ser tal, que la temperatura de ebullición del líquido sea apreciable mente más alta que la mayor temperatura que el sistema haya de medir. Pueden medirse temperaturas desde -1 75 °C. Hasta + 300 °C. (550 °C. para el mercurio). Aunque los cambios de volumen son relativamente pequeños, las fuerzas ejercidas pueden ser grandes para  accionar el elemento, y por consiguiente, este tipo de medida se considera bueno para aparatos reguladores que requieran alto grado de estabilidad.

TERMÓMETROS DE VAPOR A PRESIÓN
Los termómetros de vapor a presión utilizan el hecho de que en una vasija cerrada que no contiene más que un líquido y su vapor, llenando el líquido sólo parcialmente, el recinto, la presión es dependiente solamente de la especie del líquido y de su temperatura. Un uso muy extenso se hace de esta relación entre la presión del vapor y la temperatura en la medida y registro de las temperaturas industriales.




TERMÓMETRO DE BECK MANN


El termómetro diferencial de BECK MANN tiene una escala de 30 cm de largo, aproximadamente, con una escala total de 5 6 6 grados C. en divisiones. de 0.01 de grado. Está construido de suerte que una parte del mercurio del bulbo puede ser trasladada a un depósito de manera que lleve el extremo de la columna de mercurio a la sección graduada para las zonas de temperaturas en que se han de medir las diferencias. Se emplea sólo para medir diferencias cle temperatura. La exactitud conseguida está entre 0.002 y 0.005 grados en la medida de cualquier intervalo dentro de los límites de la escala.



PIRÓ METROS
El piró metro de radiación se emplea para medir temperaturas muy elevadas. Se basa en el calor o la radiación visible emitida por objetos calientes, y mide el calor de la radiación mediante un par térmico o la luminosidad de la radiación visible, comparada con un filamento de tungsteno incandescente conectado a un circuito eléctrico. El piró metro es el único termómetro que puede medir temperaturas superiores a 1477 °C. 




PAR TÉRMICO
Un par térmico (o pila termoeléctrica) consta de dos cables de metales diferentes unidos, que producen un voltaje que varía con la temperatura de la conexión. Se emplean diferentes pares de metales para las distintas gamas de temperatura, siendo muy amplio el margen de conjunto: desde -248 °C hasta 1477 °C. El par térmico es el termómetro más preciso en la gama de -631 °C a 1064 °C y, como es muy pequeño, puede responder rápidamente a los cambios de temperatura.



TERMÓMETROS DE GAS
El termómetro de gas de volumen constante es muy exacto, y tiene un margen de aplicación extraordinario: desde - 27 °C hasta 1477 °C. Pero es más complicado, por lo que se utiliza más bien como un instrumento normativo para la graduación de otros termómetros.
El termómetro de gas a volumen constante se compone de una ampolla con gas -helio, hidrógeno o nitrógeno, según la gama de temperaturas deseada- y un manómetro medidor de la presión. Se pone la ampolla del gas en el ambiente cuya temperatura hay que medir, y se ajusta entonces la columna de mercurio (manómetro) que está en conexión con la ampolla, para darle un volumen fijo al gas de la ampolla. La altura de la columna de mercurio indica la presión del gas. A partir de ella se puede calcular la temperatura.
En un termómetro de gas de volumen constante el volumen del hidrógeno que hay en una ampolla metálica se mantiene constante levantando o bajando un depósito. La altura del mercurio del barómetro se ajusta entonces hasta que toca justo el indicador superior: la diferencia de los niveles (h) indica entonces la presión del gas y, a su través, su temperatura.




TERMÓMETROS DE LÍQUIDO EN TUBO DE VIDRIO
 Es el más común de todos. Los líquidos que se utilizan más frecuentemente son el mercurio y el alcohol etílico. El mercurio no se puede emplear como líquido termométrico más que por encima de los -36º C, por que su punto de congelación se encuentra precisamente a esta temperatura. Para temperaturas muy bajas, el alcohol etílico puro 100/100, da resultados satisfactorios.
Estos termómetros están constituidos por un depósito de vidrio, esférico o cilíndrico, que se prolonga por un tubo capilar también de vidrio, cerrado por el otro extremo. Por el calor, el líquido encerrado en el depósito se expande y asciende por el tubo de vidrio. La temperatura se lee gracias a una escala graduada cuyo valor corresponde al extremo de la columna del líquido cuando ésta se para.
El órgano sensible de este termómetro es, realmente, un manómetro calibrado para indicar temperaturas. Este tipo de instrumento se utiliza a menudo como termómetros en los motores de los automóviles.
Algunos termógrafos también están basados en este principio. En este caso la pluma indicadora tiene en su extremo un dispositivo con tinta que se desplaza sobre un diagrama arrollado en un cilindro que gira a velocidad constante.







TERMÓMETROS DE PAR TERMOELÉCTRICO
Un termopar se compone de dos hilos de metales diferentes soldados en sus extremos. Cuando las temperaturas de cada soldadura son diferentes, se origina una fuerza electromotriz que es función de esa diferencia de temperatura, la cual viene indicada por un velocímetro calibrado. Los termómetros de par termoeléctrico se utilizan mucho como piranómetros, es decir, como instrumentos para medir temperaturas muy elevadas y también en ciertas aplicaciones se usan para medir temperaturas extraordinariamente bajas.



TERMÓMETROS BIMETÁLICOS
El órgano sensible llamado lámina bimetálica está formado por dos láminas metálicas escogidas entre metales que tengan sus coeficientes de dilatación lo mas dispares posibles, y están soldados una contra la otra, a lo largo de toda su longitud. Cuando la temperatura varía, una de las láminas se dilata más que la otra, obligando a todo el conjunto a curvarse sobre la lámina más corta.
Las láminas bimetálicas pueden inicialmente estar enrolladas en espiral. En este caso la lámina interior esta hecha del metal que se dilata más. De esta forma, cuando la temperatura aumenta la espiral se desenrolla. El movimiento se amplifica mediante un sistema de palancas sujetas a la extremidad de la espiral y que termina en una aguja que indica la temperatura. Este principio se usa generalmente en los termógrafos para obtener un registro continua de la temperatura.


TERMÓMETROS DE RESISTENCIA DE PLATINO
El principio en que se basa el funcionamiento de este termómetro es la variación de resistencia de un hilo de platino en función de la temperatura. Una pila proporciona la corriente eléctrica y un aparato de medida permite traducir las variaciones de resistencia en indicaciones de temperaturas. También se puede construir este tipo de instrumentos de forma que proporcionen un registro continuo de la temperatura. El termómetro de resistencia de platino es uno de los aparatos más precisos que permite medir una gran gama de temperaturas.



TERMISTANCIAS
La conductividad de ciertas sustancias químicas varía notablemente con la temperatura; su resistencia eléctrica disminuye cuando la temperatura aumenta. Esta propiedad es la que se aprovecha para construir los termómetros de termistancias.
Tienen la ventaja de que son robustos y de pequeñas dimensiones y por esta razón se utilizan como termómetros en los radio sondas  La resistencia del circuito eléctrico varía a medida que la temperatura cambia con la altitud y estas variaciones modulan las señales radioeléctricas transmitidas a un receptor que se encuentra en la superficie terrestre. Estas señales se registran a su vez sobre un diagrama y permite determinar la temperatura del aire a diferentes niveles, hasta una altitud de 30 Kms aproximadamente.


















3 comentarios:

  1. Gracias, me sirvió mucho para mi tarea!:D

    ResponderEliminar
  2. Muchisimas grasias por crear este pagina web, Me asido de mucha ayuda. :)

    ResponderEliminar
  3. no tienes el termómetro de pascal ese me falta

    ResponderEliminar